Traferri, Monzón, Reguera, Cinalli, Maglia, Doria y Raimundo debatieron sobre la difícil situación de la empresa agroexportadora que solicitó el concurso de acreedores.  

El Senador por el Departamento de San Lorenzo, Armando Traferri, se reunió con Pablo Reguera, Secretario General del sindicato de Aceiteros y Jesús Monzón, Secretario General de la CGT para dialogar sobre la delicada situación que atraviesa la empresa Vicentín, ubicada en San Lorenzo, en el límite con Ricardone. De la reunión también participaron los Intendentes de San Lorenzo (Leonardo Raimundo), Capitán Bermúdez (Daniel Cinalli) y de Granadero Baigorria (Adrián Maglia), junto al Presidente Comunal de Ricardone, Juan Carlos Doria. 

 La empresa agroexportadora Vicentín se mantiene operando con guardias de 130 trabajadores por turnos desde el mes de diciembre y , al principio del mes de febrero, solicitó el concurso de acreedores, tramitado ante el Juzgado de Primera Instancia Distrito Número 4 en lo Civil y Comercial, Segunda Nominación de Reconquista. 

Tras la reunión el Senador Traferri se mostró optimista y, además, destacó la actitud del Sindicato de Aceiteros: “En otras oportunidades las primeras medidas eran los cortes de ruta, la toma de la empresa o la quema de cubiertas. En esta ocasión hay que felicitar a los dirigentes sindicales y a la CGT, que fueron al diálogo. Si no, estaríamos dándole una señal preocupante a aquellos que quieran comprar. Me parece que se puede ser un gran defensor de las fuentes de trabajo con otra metodología como la que están buscando ahora. Creo que los directivos de Vicentín intentaron salvar la quiebra. Mientras que en cuanto a lo económico es fundamental para la región ya que significa alrededor de 100 millones de pesos que se volcaban al mercado interno”.

La pronta solución es fundamental ya que se estima que de la empresa dependen unas dos mil puestos de trabajo, tanto de manera directa como indirecta, además de ser un pilar fundamental para las economías pertenecientes al Cordón Industrial.