Traferri busca simplificar los reclamos de los ciudadanos en la Defensa del Consumidor

Para lograr ello, el Proyecto de Ley busca implementar un libro de quejas digital que sea de libre acceso para toda la ciudadanía quitando las trabas que impiden la universalidad de los derechos.

El Senador por el Departamento San Lorenzo, Armando Traferri, presentó un Proyecto de Ley que tiene por objetivo agilizar las denuncias relacionadas con los reclamos y denuncias a los comercios por incumplimientos de las normas generales y especiales mediante la incorporación de un “libro de quejas digital”.  

El proyecto, elaborado por Traferri y su equipo, establece, la implementación de un libro de quejas digital para la recepción de reclamos y denuncias a los comercios por incumplimiento de las normas generales y especiales aplicables a las relaciones de consumo. La plataforma deberá cumplir como con los siguientes requisitos: “acceso vía internet de forma sencilla y gratuita, un botón de ingreso a la plataforma desde la portada de la página oficial de Dirección de Defensa del Consumidor de la Provincia de Santa Fe. La misma deberá contar con una   base de datos general de libre acceso a las quejas ya emitidas por los usuario y entregará al usuario un número de queja para su seguimiento”.

Traferri aseguró que este Proyecto llega para escuhar los reclamos de vecinos que desean presentar una queja formal  pero, debido a las dificultades que presenta el vigente sistema, esa tarea resulta casi imposible. “El libro de quejas digital deberá ser de fácil acceso, ya que, nos han llegado muchos reclamos por parte de nuestra ciudadanía de la inaccesibilidad del actual sistema de recepciones online con el que cuenta la Provincia, que requiere de una clave fiscal 3 de la AFIP, trámite que se debe hacer presencialmente. Es por ello, que resulta indispensable garantizar a nuestra ciudadanía, el ejercicio de sus derechos a través de un sistema de quejas simplificado, con fácil acceso y sin tener que registrarse, tambíen se debe contar con un número de seguimiento, con el fin de poder monitorear los reclamos”.