La Orquesta Municipal de San Lorenzo fue homenajeada en la Cámara de Senadores
18 octubre, 2019
Traferri y Rodenas se reunieron con profesionales franceses en materia de adicciones
26 octubre, 2019

Traferri expresó su desacuerdo con el Decreto Nacional que permite la importación de basura

El Senador por el Departamento San Lorenzo presentó un Proyecto de Declaración en donde  expresa su preocupación por el decreto 591/2019, el cual modifica las reglamentaciones de la Ley No 24.051 que regula a los Residuos Peligrosos, para permitir el ingreso al país de ´sustancias y objetos´ procedentes del exterior. 

Armando Traferri, Senador por el Departamento de San Lorenzo, presentó un proyecto de declaración en donde, la Cámara de Senadores de la Santa Fe, se expide en contra del Decreto que permite la exportación de basura (591/2019) firmado por el Presidente Mauricio Macri, el Jefe Gabinete Marcos Peña y el Ministro de Producción y Trabajo.

En la última sesión de la Cámara Alta los senadores expresaron su “preocupación por el decreto, que modifica los decretos reglamentarios de la Ley No 24.051 que regula a los Residuos Peligrosos, para permitir el ingreso al país de “sustancias y objetos” procedentes del exterior”.

Además de modificar la Ley Nacional de Residuos Peligrosos, también es considerado, por los legisladores santafesinos, como inconstitucional. “La Constitución Nacional en su capítulo ´nuevos derechos y garantías´, artículo 41 prescribe ´derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras´”.

Por otro lado, señalan la peligrosidad de la modificación del art. 3 (este sustituye al decreto de Residuos Peligrosos sancionado en 1992 por el expresidente Carlos Menem) habilitando, así la importación de residuos radiactivos: “Art. 3: Quedan excluidas de la prohibición, prevista en el artículo 3° de la ley, las fuentes selladas de material radiactivo exportadas para uso medicinal o industrial, cuando contractualmente exista obligación de devolución de las mismas al exportador”, dice el decreto. 

El artículo modificado en cuestión “prohibía la importación, introducción y transporte de todo tipo de residuos provenientes de otros países al territorio nacional y sus espacios aéreo y marítimo. La presente prohibición se hace extensiva a los residuos de origen nuclear, sin perjuicio de lo establecido en el último párrafo del artículo anterior.”  

Por último, el texto ingresado por Traferri, visibiliza la preocupación de los trabajadores de la basura debido a la posible pérdida de sus puestos de trabajo: “Otro aspecto preocupante de la norma dictada refiere a la posibilidad de importar material reciclado lo cual afectará de manera directa el trabajo que realizan las distintas cooperativas de cartoneros, afectando su economía de funcionamiento. Muy por el contrario, lo que nuestro país debiera hacer, es profundizar su política medio ambiental promocionando el reciclado y el tratamiento de la basura propia que tenemos y en demasía”. 

La Federación Argentina de Cartoneros, Carreros y Recicladores (Faccyr) emitió un comunicado en donde sostienen que la Argentina “genera 40.000 toneladas de basura por mes y el 40% podría ser reciclado, de esta cantidad solo se recicla la mitad gracias al trabajo cotidiano de los cartoneros (150.000 en todo el país). En lugar de potenciar la recolección y reciclado de los residuos que tiramos los argentinos, se facilita la importación de los residuos de los europeos. Esto perjudica a los cartoneros que trabajamos de esa recolección y de la venta de ese material. Y en el medio de una crisis social y económica, significa que nos llevan al hambre”.