Senadores aprueba declarar la Emergencia Tarifaria Eléctrica en la provincia
30 julio, 2018
Senadores aprueban endeudamiento y éstas son las obras que se incluyeron
31 julio, 2018

Día mundial contra la trata

La trata de personas es un problema mundial y uno de los crímenes más vergonzosos del mundo, afectando la vida de millones de personas en todo el mundo y robándoles su dignidad. Los tratantes engañan a las mujeres, hombres y niños de todos los rincones del mundo y los obligan a vivir situaciones de explotación diariamente. Mientras que la forma más conocida de la trata de personas es aquella con fines de explotación sexual, muchas de las víctimas son objeto de trata de personas con fines de trabajo forzado, la servidumbre doméstica no remunerada, la mendicidad obligada o la extracción ilegal de órganos.

¿Qué se puede hacer?

La trata de personas se está abordando a nivel nacional e internacional desde diversas perspectivas. En el año 2000, la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y su Protocolo complementario para Prevenir, Reprimir y Sancionar la trata de personas, especialmente mujeres y niños, fueron adoptados por la Asamblea General y entraron en vigor a finales de 2003. Siendo el único instrumento internacional que persigue a la trata de personas como un delito, el Protocolo es la herramienta más importante del mundo para prevenir y combatir la trata de personas, además de proteger y asistir a las víctimas, y promover la cooperación entre los países para luchar contra este delito.

A nivel nacional, los países siguen aplicando e integrando el Protocolo en su legislación nacional. Cada año hay más países con legislación especializada en materia de trata de personas, además de contar con unidades especializadas de policía y/o de investigación contra ese delito, así como planes de acción nacionales.

Sin embargo, a pesar del aumento en el número de condenas por el delito de trata de personas, la estadística sigue siendo baja. En un esfuerzo para hacer frente a esto, se necesita una aplicación más eficaz del Protocolo a nivel nacional y un mayor grado de cooperación regional e internacional.

El número de condenas es bajo Tráfico de órganos Los países de origen y destino Formas de explotación Día mundial contra la trata de personas Una resolución de la Asamblea General estableció el 30 de julio como el Día
Mundial contra la Trata de Personas para crear conciencia sobre este tema entre el público en general, los generadores de políticas públicas y la sociedad civil. El Día mundial ofrece una oportunidad para que el mundo actúe para poner fin a este crimen y mostrar su solidaridad con las víctimas.

30 per cent

La lucha contra la trata de personas no sólo debe ser vista como la responsabilidad de las autoridades. Todo el mundo puede ayudar a combatir este delito por ser conscientes de ello y asegurarse de que la difícil situación de las víctimas no pase desapercibida. Hay muchas formas en las que tú puedes ayudar:

  • Ser solidario: únete a la campaña internacional en redes sociales mostrando tu solidaridad con las víctimas de trata de personas.
  • Estar alerta: si ves algo que crees que podría estar relacionado con la trata de personas, denúncialo a la policía o llama a la línea de ayuda local de lucha contra la trata de personas, si es que existe alguna en tu comunidad. Estas situaciones de alerta podrían suceder en tu lugar de trabajo o en tu vida privada – recuerda que las víctimas pueden ser explotadas en diversas situaciones. Si no estás seguro, es mejor equivocarse que dejar que otra persona sea víctima y siga siendo esclavizada.
  • Estar involucrado: averigua qué se está haciendo en tu comunidad, investiga lo que puedes hacer e involucra a tus amigos, familiares y vecinos a ser más conscientes acerca de la trata de personas.
  • Ser responsable: asegúrate de que tus decisiones y acciones como consumidor sean éticas. Mientras que algunas decisiones pueden ser más claras que otras, puedes comprometerte a no adquirir bienes y servicios que puedan estar vinculados directa o indirectamente a la explotación sexual, el trabajo forzoso u otras formas de explotación.