Se insiste por tercera vez en una Ley de inclusión para hipoacúsicos
10 julio, 2018
Se presentó en el Senado una nueva Ley de talles
17 julio, 2018

Reingresó en el Senado el pedido de creación de una Escuela Primaria en Barrio Mitre

Se insistió en la Cámara de Senadores el Proyecto de Ley que tiene por objeto crear un establecimiento educativo de nivel primario en la Ciudad de San Lorenzo.

El pedido iniciado por Armando Traferri fue motivado por el Rotary Club San Lorenzo, quien ha informado al Senador que mediante un relevamiento efectuado “resulta necesaria la creación de una escuela primaria en la zona centro-oeste de San Lorenzo, en virtud del crecimiento poblacional y demográfico, se considera pertinente la creación en Barrio Mitre, puesto que muchísimos niños tiene que trasladarse a otro sector de la ciudad para acceder a la educación, con los inconvenientes que ello genera”.

Si bien el proyecto contaba con la media sanción de la Cámara de Senadores, fue en Diputados donde perdió estado parlamentario por no haber recibido tratamiento.

Tal cual como lo señala el estudio del Rotary Club, el crecimiento demográfico que ha experimentado el Departamento San Lorenzo es de los más altos a nivel provincial, junto a Las Colonias y Castellanos.

Por citar un ejemplo, el Departamento Iriondo en el año 1960 tenía una población de 53.378 habitantes, y en el año 2010 tenía 66.702. De su parte, la población del Departamento San Lorenzo creció exponencialmente, de 73.032 habitantes en 1960 a 159.184 en el censo del año 2010.

La histórica Ciudad de San Lorenzo cuenta con catorce establecimientos de educación primaria. Once de ellas son escuelas públicas y cuatro son escuelas particulares incorporadas. Aquí debemos decir, asumiendo el riesgo de ser reiterativos, que el crecimiento demográfico no ha venido acompañado de inversión pública para la creación de establecimientos educativos. La situación es realmente preocupante.

El peregrinar de los padres y los alumnos buscando la inscripción en establecimientos educativos, la incertidumbre del sistema, la necesidad de trasladarse a escuelas de otros barrios. No podemos desconocer que la inscripción de las niñas, niños y adolescentes resulta absolutamente traumática para todo el grupo familiar.