Sesión movida en la Cámara de Senadores: enterate qué se aprobó
7 junio, 2017
Día del escritor: por qué se celebra
13 junio, 2017

Media sanción al Plan de Integración Barrial

A través de esta iniciativa, los municipios y comunas podrían recibir $4.000 millones para programas barriales.

La Cámara de Senadores de la provincia aprobó en la última sesión y giró para su tratamiento en Diputados una iniciativa del bloque justicialista que dispone la creación del “Programa de Intervención Integral de Barrios”, que lleve el conocido Plan Abre a todos los municipios de la provincia. El aporte que reciban los Municipios tendrá el carácter de no reintegrable.

De aprobarse, el programa tendrá por finalidad llevar adelante intervenciones urbanas integrables, adquisición de bienes de uso, equipamiento, y contratación de obras menores en barrios vulnerables, y priorizados, en todos los municipios de la provincia.

“Esta herramienta de intervención en barrios se aplica actualmente sólo en Santa Fe, Rosario, Santo Tomé, Villa Gobernador Gálvez y Reconquista, y en algún municipio que el Poder Ejecutivo dispone de manera discrecional. Con la norma propuesta el beneficio alcanzará a todos los municipios por igual”, manifiesta el proyecto.

El programa se constituiría anualmente por fondos asignados en el presupuesto general de la provincia, los que no podrán ser menores, proponen los legisladores, a una cantidad equivalente al 5 por ciento del monto presupuestado el año anterior correspondiente al impuesto sobre los ingresos brutos, con el 20 por ciento de los fondos asignados a la provincia en el marco del Fondo Federal Solidario; los bienes que la provincia reciba con este destino por legados, donación o herencia, créditos, aportes o subsidios nacionales o internacionales, oficiales o privados, aprobados por la Legislatura, y otros recursos que surjan de leyes especiales.

Los senadores establecieron que el programa deberá ser asignado a la concreción de “obras de infraestructura, servicios y mejora barrial que optimizan la accesibilidad, urbanización, disponibilidad de equipamiento social y calidad habitacional de las localizaciones, proyectos sociales destinados a sectores con necesidades básicas insatisfechas y de vulnerabilidad social, obras de saneamiento, agua potable, cloacas y tratamiento de residuos, entre otros.

En cuanto a la distribución, se establece que el programa será repartido “conforme se distribuye entre los municipios la recaudación en concepto de impuesto sobre los ingresos brutos”.

Liquidación mensual

Los fondos serían liquidados y transferidos en forma mensual a cada municipio, conjuntamente con la coparticipación segunda quincena.

Los saldos no invertidos al cierre de cada ejercicio del programa creado por la presente ley, se transferirán en forma automática al ejercicio siguiente.

Los fundamentos

El programa de integración integral de barrios denominado Abre tiene como objetivo mejorar la convivencia en toda la ciudad a partir de las intervenciones en los barrios mediante un abordaje integral, siendo de primordial importancia diagramar políticas simultáneas que permitan fomentar la participación de los vecinos, las instituciones y las organizaciones barriales, de modo que permita una mejora en la calidad de vida, la convivencia y la seguridad de todos los ciudadanos.

Como el alcance del programa incluye obras de infraestructura, servicios y mejoras barriales, todos orientados a reducir las condiciones de vulnerabilidad social, mejorar las condiciones de seguridad pública, la accesibilidad, la urbanización y la disponibilidad de equipamiento social, los senadores justicialistas consideran que este programa debe ser implementado en todas las ciudades de la provincia “para asegurar su alcance en la justa equidad que merecen los ciudadanos del territorio la provincial”.

Además, destacan que los objetivos que persigue el programa nunca serán alcanzados mediante la focalización sólo en populosas ciudades y barrios.

“El espíritu de la ley debe respetarse, atendiendo y diagramando políticas de acuerdo a sus características propias y a las necesidades particulares de cada barrio, obteniendo de este modo un verdadero enfoque integral que permita reducir los índices de vulnerabilidad, violencia e inseguridad que afecta a toda nuestra población”, rematan en los fundamentos del proyecto aprobado por la Cámara alta, reza el proyecto.